+34 91 810 99 90 Llama y pide cita
Llama y pide cita
  • Especialidades y servicios

  • Especies

El caballo Hispano Árabe

Conoce cómo es el caballo hispano árabe, cuál es su origen, su temperamento, los cuidados que requiere y algunas curiosidades sobre esta raza. ¡Atentos a este post!

Fecha Octubre
Área de conocimiento Caballos

El caballo hispano árabe es una antigua raza equina autóctona de la Península Ibérica, cuya cría ha resultado especialmente popular en Andalucía. A pesar de esa popularidad que ha tenido en el siglo XIX y parte del siglo XX, y que la ha posicionado como una raza emblemática de la cultura española, en la actualidad está considerada "en riesgo de extinción" según el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España, debido al radical descenso de su población.

Tal y como indica el nombre de este equino, es fruto de las dos razas que han participado de su desarrollo: el pura sangre español y el caballo árabe. Y es que, sus orígenes se remontan a los tiempos de invasión musulmana en la Península Ibérica, época en la que se dieron los primeros cruces entre los caballos nativos y los procedentes de Oriente, dando como resultado una majestuosa y elegante raza

El objetivo de su creación fue el de crear un equino que combinara las principales características de sus antepasados. Del caballo español, se quería rescatar su versatilidad, movimientos precisos y predisposición al trabajo. Por su parte, del árabe se buscaba clavar su resistencia física, sus cualidades atléticas, su belleza, y su carácter equilibrado.

¿Cómo es el temperamento del caballo hispano árabe?

El caballo hispano árabe destaca por su gran versatilidad y predisposición al entrenamiento, siendo un equino apto para la práctica de gran variedad de actividades deportivas, entre las que destacan el salto, la doma clásica y la marcha ecuestre.  

FUENTE IMAGEN: aetcv.es 

De carácter dócil, equilibrado y receptivo a la monta, este caballo también destaca por su notable inteligencia y especial sensibilidad, por lo que disfruta especialmente de ese vínculo de confianza creado con sus cuidadores y jinetes.

Asimismo, esta raza equina es enérgica y goza de un temperamento estable, el cual han de trabajar cada día gracias a entrenamientos específicos compatibles con su edad, salud y estado físico.

Características físicas del caballo hispano árabe

En lo que respecta a las cualidades físicas del caballo hispano árabe, cabe destacar la armonía general de sus rasgos, y una notable resistencia física y extraordinaria habilidad de realizar movimientos ágiles y precisos.

Aunque su aspecto sea corpulento debido a su musculatura, su silueta es, a su vez, esbelta, alta, con tronco fuerte, lomo amplio y dorso ligeramente curvado. La cabeza, por su parte, resulta relativamente pequeña en relación al tamaño de su cuerpo y es de forma piramidal. Sus ojos son grandes, de forma redondeada, oscuros y expresivos, mientras sus orejas son de tamaño mediano.

 

Las extremidades del hispano árabe tienen una longitud mediana a alta. Su capa muestra pelos cortos, suaves y brillantes, pudiendo ser de color castaño, rojizo (alazán) o tordo.

Cuidados que requiere el caballo hispano árabe

La dieta de esta raza equina deberá basarse en el consumo de alimentos de origen vegetal, a la vez que ha de ser equilibrada para compensar su actividad diaria. Además, es vital que el caballo hispano árabe consuma heno, forraje verde y pasto suficientes para contribuir a mantener una excelente digestión.

La rutina de higiene y estética también es fundamental para cuidar como se merece a este caballo majestuoso. Es vital para que esté libre de suciedad, parásitos y enfermedades. Se recomienda cepillarlo diariamente y limpiar sus cascos al menos una vez al día. También hay que darle un baño tras los entrenamientos de máxima exigencia, utilizando los productos adecuados para su higiene que te recomiende el veterinario.

Como has podido comprobar, esta raza equina es muy característica y fuerte. No obstante, si eres cuidador de un hispano árabe has de tener especial cuidado con algunas de las enfermedades comunes que puede padecer, como los cólicos.

Para prevenir estas y otras afecciones, es vital que acudas al especialista para que le administre una adecuada medicina preventiva, con la que fortalecer su sistema inmunológico y preservar su estado óptimo de salud. 

Es recomendable realizar visitas periódicas al veterinario especializado, al menos cada seis meses, para mantener al día tanto las desparasitaciones como las vacunas de tu caballo.