+34 91 810 99 90 Llama y pide cita
Llama y pide cita
  • Especialidades y servicios

  • Especies

Ovariectomía: esterilización por Laparoscopia para perras y gatas

Descubre todo acerca de la laparoscopia, una técnica quirúrgica de mínima invasión con múltiples ventajas y beneficios para la esterilización de tu mascota.

Fecha Marzo
Área de conocimiento Perros y gatos

En el cuidado que proporcionamos a nuestras mascotas, la esterilización de las hembras es un procedimiento muy habitual y recomendable. Y es que, aporta numerosos beneficios dependiendo de la especie, entre los que destacan la supresión del celo, preñez de camadas no deseadas, control de enfermedades endocrinas... aumentando su supervivencia. 

Mediante la esterilización, además se evitarán futuras alteraciones del aparato genital que se presentan con frecuencia en perras y en gatas a partir de ciertas edades, tales como: tumores ováricos, tumores uterinos o la mayoría de los tumores mamarios.

Este tipo de problemas que pueden afectar a mascotas hembras, se pueden evitar mediante procedimientos de esterilización, pero siendo siempre efectuados a partir de cierta edad para evitar influir en el papel trascendental de las hormonas durante el proceso de crecimiento y el de reproducción, ya que la esterilización no es recomendable si el animal va a ser destinado a la reproducción.

Así que, llegado el momento de salir de dudas, es vital acudir a la clínica para que el especialista veterinario nos indique cuándo es el momento óptimo para realizar la ovariectomía a nuestra perra o gata.

Llegados a este punto, llegado el momento de la esterilización de nuestra gata o perra, es importante resaltar que los procedimientos quirúrgicos de la cirugía tradicional pueden resultar muy invasivos, por lo que la cirugía laparoscópica o cirugía de mínima invasión es la mejor alternativa para proceder a la esterilización de mascotas.

Ventajas de la esterilización por laparoscopia 

La cirugía de mínima invasión representa numerosas ventajas para el paciente. Una de las más destacadas es que la cirugía se puede abordar con pequeñas incisiones (de una a tres son suficientes) en lugar de una incisión muy larga.

Gracias a la laparoscopia, se reducen al mínimo los riesgos, los cuidados y el dolor posoperatorio. Es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que consiste en la realización de intervenciones a través de dos o tres pequeños orificios, de 3 a 5 mm dependiendo del tamaño del animal, con la ayuda de un sistema de televisión y diferentes ópticas que permiten ver el interior de las cavidades corporales en tiempo real y con alta resolución.

esterilización laparoscopia perras y gatas - blog veterinaria uax

El laparoscopio (lente óptica) aumenta las estructuras internas del animal objeto de la intervención en un monitor, con lo que se consigue una mayor precisión quirúrgica y se disminuyen las complicaciones que pudieran darse durante la intervención.

En definitiva, la visualización aumentada del ligamento ovárico permite cauterizarlo y cortarlo de manera más cuidadosa y sin que se desgarre. Este aspecto hace que disminuya el dolor que la mascota siente tras el desgarro y la tracción del ligamento. Las pequeñas incisiones son suturadas y el perro o la gata puede regresar a casa el mismo día de la cirugía.

laparoscopia

La esterilización canina y felina de mínima invasión por laparoscopia es, sin duda, la mejor opción para reducir considerablemente las molestias de la mascota derivadas de la intervención, además de que el riesgo de infección y el dolor se ven notablemente disminuidos. Otra de las grandes ventajas de realizar la ovariectomía por laparoscopia es la rápida recuperación del animal y la comodidad del tratamiento posoperatorio para los propietarios.

En resumen, las esterilizaciones laparoscópicas originan menos trauma quirúrgico y reducen considerablemente el dolor posoperatorio, en comparación con las técnicas clásicas de cirugía abierta. Es, sin duda, la alternativa perfecta para esterilizar a nuestra mascota sin que esto haga que el animal sufra más de la cuenta. Al igual que ocurre con los humanos, la cirugía de mínima invasión ha supuesto un gran avance en las intervenciones y en los posoperatorios del paciente.

En el Hospital Clínico Veterinario incorporamos las técnicas y tecnologías más avanzadas en mínima invasión. Las técnicas principales son: laparoscopias, toracoscopia, endoscopia digestiva, endoscopia respiratoria y endoscopia Urogenital.

Si estás pensando en esterilizar a tu mascota, la cirugía de mínima invasión por laparoscopia que realizan nuestros expertos veterinarios caninos y veterinarios felinos, es una apuesta segura para garantizar la mejor atención y cuidado de tu mascota.

Nuestra premisa es facilitar la mejor atención a tu mascota y, en el caso de que tenga que someterse a una intervención quirúrgica, facilitar la mejor técnica para realizarla, y siempre velando por que el posoperatorio sea lo menos traumático posible. ¡Su salud y bienestar es lo primero!

Para solicitar información adicional sobre nuestro Servicio de Mínima Invasión, puedes ponerte en contacto con cirugiauax@gmail.com y/o csnchcie@uax.es.