+34 91 810 99 90 Llama y pide cita
Llama y pide cita
  • Especialidades y servicios

  • Especies

El gato persa

¿Quieres conocer en mayor profundidad esta raza? Te explicamos cómo es su carácter, curiosidades sobre los gatos persas, sus cuidados, y colores más habituales.

Fecha Enero
Área de conocimiento Gatos

Hablar del gato persa es hablar de una de las razas felinas domésticas más populares. Son mininos majestuosos que no tienen instinto de caza, siendo por tanto perfectos para el hogar.

Cariñoso, tranquilo, perezoso, presumido y de porte aristocrático, así podríamos definir al gato persa, uno de los felinos más deseados por todos para el hogar. Destacan por su belleza, carácter afable, siendo, sin duda, una de las razas más bellas, y altamente cotizadas. 

De hecho, este minino ha estado siempre asociado con el lujo y la realeza, procediendo, tal y como indica su nombre, de Persia (actual Irán). No obstante, muchos de los ejemplares que conocemos hoy en día proceden de la mezcla del persa puro con el angora turco blanco. Al ser considerado un animal muy valioso, también se ha ido mezclando con otras razas de felinos dando como resultado múltiples subrazas.

caracteristicas del gato persa

 

¿Te gustaría tener un gato persa? No es de extrañar que sea tu elección para el hogar. Aunque, antes de decantarse por esta raza felina, hay que tener en cuenta que es una mascota que requiere bastante atención. Y es que, su bonito y aristocrático pelaje necesita mucho más cuidado que el de otras razas. Así que, para que el pelo del gato persa luzca siempre bonito tendrás que cepillarlo a diario, ya que su largo pelaje con frecuencia se enreda. Además, es recomendable visitar alguna vez al año al estilista felino para que conserve la forma del pelo.

Asimismo, tendrás que prestar especial atención al cuidado de sus ojos, limpiándolos con suero para eliminar las legañas acumuladas; así como al de sus orejas, para eliminar el exceso de cerumen. Tenemos un post dedicado a cómo limpiar las orejas de un gato adecuadamente

Siempre se ha dicho que los gatos, en general, son bastante independientes. En el caso del persa estamos hablando de un minino que requiere más compañía que otros gatos, por lo que las personas hogareñas o de edad avanzada que no salen mucho son las más recomendadas para él. Es un gato que no suele jugar mucho, suele preferir estar tirado en el sillón antes que perseguir un juguete.

El gato persa, al no ser muy dado al movimiento, suele tener tendencia al sobrepeso. Por ello, es recomendable que pidas consejo al veterinario especializado para felinos sobre la alimentación más acorde a su complexión para, así, evitar que el gato engorde más de la cuenta y padezca los problemas de salud asociados a la obesidad.

El persa es un gato de gran tamaño, que puede llegar a alcanzar los 7 kilos de peso. Su cuerpo se caracteriza por ser redondeado y musculoso, y sus patas son cortas y anchas. Puede ser de varios colores, aunque lo más frecuente es que el gato persa sea gris o blanco.

Gato de pedigree

El 75% de los gatos de pedigree registrados son persas. Con este dato nos hacemos una idea de que, al hablar del gato persa, nos estamos refiriendo a una de las razas felinas más valoradas y de mayor belleza.  

Otros artículos relacionados:

20/10/2020 Gatos

Gato Egipcio o Sphynx, el gato sin pelo

26/10/2020 Gatos

¿Cómo limpiarle los oídos a un gato?